WhatsApp
SAGITAZ ZOHO PREMIUM PARTNER

Zoho y el “Proyecto GINOS”

banner cuentanos que app utilizas

cuentanos-que-app-zoho-utilizas-sagitaz-banner-generico

Cada proyecto zoho que empezamos es diferente al anterior y en cada uno destapamos todo nuestro arsenal de ideas para que las empresas con las que trabajamos puedan lograr sus objetivos y cumplir sus sueños.

Recientemente, parte del equipo se ha sumergido en un nuevo proyecto el cual por su tamaño, complejidad y enfoque han sido necesarios varios días dentro de su empresa. Durante ese período de tiempo nos hemos dedicado a escuchar, analizar y definir qué es lo que tendremos que hacer.

En uno de esos días, aconteció la historia de la servilleta. ¿Habéis visto esa escena en la que un genio distraido garabatea una idea en una servilleta y consigue plasmar la solución de algo treméndamente complejo en 20 centímetros de papel? No nos consideramos genios pero sí soñadores.

Tras pedir la bebida y en el tiempo que la traían el cliente con quien estábamos pronunció con energía la frase: “¡MIRAD!¡TENEMOS QUE HACER ESTO!” Y así quedaron estos trazos de bolígrafo, condensados en lo que serán las próximas 200 horas de duro trabajo en lo que hemos bautizado en honor a la pizzería donde comíamos “Proyecto Ginos”.

 

servilleta-ginos-proyecto-zoho-sagitaz-pizza

En SagitaZ, Zoho Alliance Partner estamos las 24 horas del día enseñando a utilizar de modo eficiente el trabajo en la nube, transmitiendo nuestros propios métodos de trabajar de un modo totalmente colaborativo. Nuestro objetivo es siempre que el mensaje sea claro, sencillo y llegue a todo el mundo. Pero si algo aprendí de esa comida es que a veces con algo de comer en la mesa, un bolígrafo y una servilleta, se consigue mas consenso que mandando una encuesta al smartphone de las personas implicadas.

¿Quedamos a comer y plasmamos una solución a la medida de tu empresa? Contáctanos y hablaremos sin compromiso. Rellena nuestro formulario y uno de nuestros consultores expertos se pondrá en contacto contigo lo antes posible. ¡Atrévete a soñar en una servilleta de papel!